Si no te gusta ver a una madre amamantar en público, mira hacia otro lado.

Hace  una semana leí una noticia sobre una mamá que amamantaba en un lugar público a su bebé en un centro comercial, cuando de pronto fue agredida verbalmente por un sujeto. Este ser innombrable la insultó y le dijo que lo que estaba haciendo era repugnante y asqueroso. Para suerte de ella, la gente que estaba en el mismo local pudieron defenderla. La madre agredida saco su cámara y filmo toda esta escena, la cual fue subida a facebook y ha sido compartida por miles de personas. Hace meses también me pasaron un post sobre una mamá que contaba que su esposo había quedado en estado de shock por ver a una madre amamantar a su bebé, que sus ojos sensibles habían sido dañados (pueden creerlo). La mujer hablaba del derecho de su marido al no tener que ver estas escenas en público, en si el hecho de tener que ver un seno en público. Me quede indignada con esta primera parte del texto, pero ahí no termina todo, casi me da infarto cuando la mujer compara el ver a una madre amamantar con un club nudista, aduciendo que si su marido quiere ver senos en todo caso sería en un club nudista y no en la calle. Al final menciona que debemos pensar en nuestro entorno, en evitar dañar la susceptibilidad de otras personas, que las madres lactantes deberían tener un sitio para no incomodar a nadie así como lo tienen los fumadores (tranquila, tranquila, seguramente ya quieres romper tu celular o teclado por leer estas cosas, pero así es el mundo, a veces está al revés).

Todavía se me hace increíble que existan personas que piensen que la lactancia materna en público es sólo para exhibir los senos y dañar la susceptibilidad de las demás personas. Desde cuando un acto tan natural puede ser tema de discusión. Pienso que si una persona ve a una madre amamantar y solo ve un seno, entonces quién está mal de la cabeza es esa persona porque lo está llevando a una connotación sexual. La gente normal que ve a una madre amamantar en público, no ve sólo un seno, ve a una madre cubrir las necesidades de su hijo. 

Si bien es cierto, muchas mujeres usan mantas para cubrirse porque se sienten bien así, existe la otra parte que no las usan (como yo) y también esta bien, ya que cada una sabe cómo manejar su lactancia, pero entiendan ¡por favor!, a los bebés no se les puede decir: "Sabes que hijito, ahorita no te puedo dar de lactar porque estamos en la calle mejor espera de aquí unas tres horas que lleguemos a casa, y ahí te doy tu teta". ¿Ustedes creen que es posible esto? Si nuestros propios hijos hasta nos bajan el polo a la fuerza para tomar su teta como sea, lo cual no está mal porque tienen hambre. ¿Acaso es tan difícil entender eso? ¿Por qué si mi hijo quiere comer, tiene que esperar o tengo que esconderme para no dañar tus ojos frágiles? ¿Acaso las salas de lactancia son obligatorias para las mamás? ¿No sería más fácil mirar hacia otro lado y santo remedio, en vez de incomodarnos con miradas, con gestos ridículos o agresiones? ¿Cuando llegará el día en que todos te aplaudan y te feliciten por amamantar en vez de criticarte?. 


Para cerrar estos episodios bochornosos, les dejo esta frase encontrada en internet, que encaja perfectamente con este post: " Si no te gusta ver una madre amamantar a su hijo en público, entonces mira hacia otro lado e ignórala, así como lo haces con la corrupción, con los políticos, con la guerra, con la injusticia, la pobreza y el cambio climático".

Para cambiar los ánimos les dejo una opción para que sea tomada con humor:


O nos mandarnos hacer una bolsita como ésta, que les parece?


Gracias por leerme


Mami Dientes

Instagram