La importancia de los primeros 1000 días de tu bebé


Los primeros 1000 días de vida  son considerados un INTERVALO DE ORO, siendo pieza clave para su desarrollo pudiéndose modificar radicalmente el destino de tu bebé, no sólo en temas biológicos (crecimiento y desenvolvimiento) sino también en cuestiones intelectuales y sociales.


Los primeros 270 días (9 meses) de vida intrauterina son determinantes para el desarrollo adecuado del bebé a corto, mediano y largo plazo. Durante el embarazo comienza la programación fetal (programación de genes), si no se lleva un buen cuidado y seguimiento en este periodo puede repercutir en la vida adulta del bebé. El entorno, el peso de la madre antes y durante el embarazo y su alimentación son aspectos que pueden afectar el desarrollo adecuado del bebé.

Al momento de nacer comienza la segunda etapa de los 1000 días, los primeros 180 días (6 meses) de vida el aparato digestivo del bebe no es capaz de digerir alimentos sólidos, solo está preparado para consumir leche materna, ni siquiera es recomendable que consuma agua ni algún otro líquido, lo ideal es que la alimentación del bebé sea únicamente a base de leche materna y a partir de 180 días de nacido (6 meses) se puede comenzar paulatinamente a consumir alimentos sólidos en papilla o puré. El hecho de introducir alimentos sólidos antes de los 4-6 meses puede provocar alergias alimentarias. 

Finalmente, después de los 365 días de nacido comienza la tercer etapa (de 1-2 años), ésta se describe como la etapa de desarrollo la cual es clave para establecer hábitos alimenticios saludables, ya que los niños comienzan a ser más conscientes del entorno y de su alimentación. Así mismo, es importante mantener sus controles pediátricos y cuidados de la salud del bebé, brindarle juegos y estimulación, y lo más importante que es brindarle cariño y protección.

La última evidencia científica sugiere que un gran porcentaje del desarrollo de la salud futura del bebé y del riesgo de enfermedad, está determinado por factores ambientales (nutrición, estimulación, cuidados de la salud, higiene, educación) y no sólo por factores genéticos. Aunque los genes heredados al nacimiento no pueden cambiarse, el cuidado integral del bebé durante el período que va desde la concepción, hasta los 2 años puede influir en la forma en que éstos se expresarán. Esto es lo que se conoce como ‘Epigenética’, la expresión de los genes en respuesta a diversos factores ambientales, entre los que la nutrición juega un rol fundamental.

Es importante reconocer que todos los estudios demuestran el beneficio de reducir o demorar la exposición del niño a alimentos dulces, aunque el consumo no pueda ser eliminado totalmente. 

Recuerda:
- Lo que el bebé come durante los primeros 1000 días hace diferencia para su futuro.
- El mensaje principal es: NO AZUCAR HASTA LOS DOS AÑOS y mantener una alimentación equilibrada.


Fuente:
Indice de los 1000 días en Perú
1000 dias



Mami Dientes

Instagram