Lactancia materna prolongada: Beneficios que valen la pena

Cuando hablamos de lactancia materna, sabemos que la Organización Mundial de la Salud la recomienda de forma exclusiva durante los primeros 6 meses y después complementarla con otros alimentos, al menos hasta los 2 años, pudiendo mantenerla todo el tiempo que la madre e hijo deseen. Esto quiere decir que no hay un límite establecido para finalizar la lactancia pudiendo ser mucho más allá de lo establecido. La lactancia prolongada tiene muchos beneficios tanto para el bebé como para la madre, se sabe que mientras mas prolongada sea la lactancia menos enfermedades padecerán nuestros bebés (debido a la inmunidad).  Las madres que optan por una lactancia prolongada son denominadas "valientes" ya que se enfrentan al rechazo o barrera de la sociedad, de los profesionales de salud e incluso dentro de su propia familia, basadas en mitos o creencias personales. 

Por eso hoy te traigo un post con información sobre la lactancia prolongada, sobre los beneficios tanto para ti como para tu bebé, pienso que si estamos bien informadas podremos decidir correctamente si debemos o no destetar a nuestros bebés.





Beneficios para el bebé:

La leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo. A partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses, resultando un alimento completo y nutritivo para un lactante mayor y de mayor calidad que la leche de fórmula o de vaca. Se ha visto que un bebé mayor de un año que toma pecho obtiene aproximadamente 1/3 de sus necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna (a veces más, sobre todo durante períodos de enfermedad), además de una cantidad muy importante de vitaminas y minerales.

Por otro lado, los niños mayores que toman pecho siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna, con una menor incidencia de infecciones para su edad que sus coetáneos que no son amamantados. Las ventajas de mantener más tiempo la lactancia materna no sólo se observan a corto plazo, sino años después del destete. Se ha constatado una menor incidencia de ciertos tipos de cáncer (como la leucemia infantil, de enfermedades metabólicas y autoinmunes (como la diabetes tipo 1) y un mayor desarrollo intelectual a mayor tiempo y exclusividad de lactancia materna, efecto que permanece durante años y que incluso puede llevar a alcanzar un mayor nivel de estudios y de ingresos económicos en la vida adulta.

La duración de la lactancia materna también está implicada en un mejor desarrollo emocional y psicosocial del niño. A mayor duración, se ha descrito una menor incidencia de maltrato infantil, una mejor relación con los padres en la adolescencia, una mayor percepción de cuidado y una mejor salud mental en la vida adulta.



Beneficios para la madre:

A más tiempo total de lactancia, menor riesgo de diabetes tipo 2, cáncer de mama (ver post aquí), el riesgo se reduce en 4,3% por cada 12 meses de lactancia, sumándose otro 7% de reducción del riesgo por el parto. También previene el  cáncer de ovario, hipertensión e infarto de miocardio. 


Riesgos:

No se han constatado riesgos físicos ni psicológicos en niños que toman pecho por encima de los 2-3 años de edad. No se ha evidenciado la relación entre lactancia materna prolongada y malnutrición en países en desarrollo, ni tampoco está demostrada su relación con la caries dental ((ver post aqui).

No existe riesgo  en continuar la lactancia del niño mayor durante un nuevo embarazo, aunque hay que individualizar y valorar el destete en caso de amenaza de aborto o parto prematuro, así como en otras situaciones especiales. Amamantar a ambos hermanos tras el nacimiento del nuevo bebé es posible, ya que la producción de leche se adapta según la demanda.



Es importante que cada familia y cada madre tome decisiones informadas. Si es su deseo continuar con la lactancia, el deber de los profesionales es apoyarles en su decisión y darles herramientas para superar las dificultades que puedan surgir. En mi caso llevo dos años y tres meses amamantando a mi hija y siempre me preguntan hasta cuando le daré teta?. Bueno, la decisión de destetarla ha pasado por mi cabeza varias veces pero siento que mi hija aún no esta preparada para este proceso. De todas maneras estoy en la parte de no negar, no ofrecer, pero de noche es bien difícil ya que mi hija toma teta unas 3 veces, mientras llega el momento sigo disfrutando de nuestra conexión mágica. 


Gracias por leerme.



Fuente:


Mami Dientes

Instagram