Antes y después de ser mamá: Parte I

Nunca pensé que el convertirme en madre sería un cambio radical en mi vida, ya que sólo me dijeron la famosa frase: "Aprovecha y duerme antes de que nazca", pero NADIE, absolutamente NADIE me dijo que no podría ni bañarme, cambiarme, hacer pichi o cag*r tranquila jajajaja,  (cri cri cri). Por eso hoy escribo la primera parte de mis antes y después de esta linda pero caótica maternidad.

Parte I:

El bañarse: Antes de ser mamá me bañaba cuando quería, en la mañana, en la tarde o noche; me podía demorar  una media hora si quería, a veces cantaba mis canciones favoritas (rock, pop, salsa, etc) o me ponía a filosofar de la vida, me lavaba el pelo hasta dos veces, luego mi enjuage y usaba acondicionador. Me depilaba, me echaba cremas. Tanto me demoraba que hasta mi esposo me tocaba la puerta para que salga rápido jajaja (que recuerdos!! Ahora yo le toco la puerta a él jajajaa). Ahora que soy mamá si me preguntas que es bañarse te responderé: Que es eso? jajajaja. Ya que me baño dependiendo la programación de dibujos animados, a veces poniéndole el Ipad o a la hora que llega mi esposo, algunas veces me baño con público (mi esposo y mi hija) y siempre abriendo la cortina de rato en rato para que no llore. Me baño en menos de dos o tres minutos y cero tranquilidad ya que tengo una personita, muy linda ella, que esta gritando mamá como si la ducha me estuviera tragando o muriendo jajaja. A veces pienso que lo hace a propósito porque ella sabe cual es la puerta de la calle y sabe que cual es  la del baño, o pensará que en la ducha me estoy teletransportando a otra dimensión jajajajajaa.. A veces canto canciones infantiles (La Gallina Pintadita, Mickey Mouse, etc), ahora último ando pegadaza con una serie que se llama Masha y el Oso que paro cantando sus canciones (eso que esta en ruso) jajaja. Ahora si tengo suerte me lavo el pelo ya que demanda tiempo y ya no se que es acondicionador. 


Mi Antes y Después jajajajaaja 

El alistarme: Antes de ser mamá me demoraba unas dos horas antes de salir, me maquillaba, peinaba, me cambiaba de ropa unas dos,  tres o hasta cuatro veces mientras me miraba en mi espejo, en mi cartera llevaba mis labiales, maquillaje, papel tissue, etc. Ahora que soy mamá me cambio con lo primero que encuentro, me maquillo rápido y con público (mi ratona) que me esta apurando, no me demoro ni cinco minutos y salgo con las justas. A veces ni me miro al espejo a ver si me veo flaca o gorda ya que la vaina es salir jajajajaja. En mi cartera sólo llevo pañales, pañitos, etc y para mi un labial a lo mucho.

El baño: Antes de ser mamá ir al baño era algo muy personal, me tomaba mi tiempo para hacer pichi, cag*r, cerraba la puerta, me ponía a leer las redes sociales o pensaba en la vida y es que yo siempre filosofe en el baño jajaja.  Ahora que soy mamá hago mis necesidades con público y a veces con la puerta abierta, tengo quien me pase el papel higiénico y me apure en salir rápido. Mi baño se ha convertido en una reunión familiar jaja. Algunas veces he tenido que orinar con ella en brazos con la teta porque ya no aguantaba de orinar y ella no me quería soltar. 

Y es que ser madre es poder hacer mil cosas con una sola mano, no? Hasta ahorrativa me he vuelto con el agua  jajaja. Y dime te identificas con alguna de mis historias? O soy la única que le pasa esto? Dime que no... Por favor!! jajajaja




Mami Dientes

Instagram