Las mamás que estamos en casa no nos rascamos la panza


Muchas personas en su ignorancia piensan que el hecho de quedarte en casa con los niños es sinónimo de rascarse la panza. Creen que es muy fácil estar con un pequeño que demanda atenciones las 24 horas del día o gran parte de ella. Lo mas chistoso es que estas personas que minimizan el trabajo en casa son las que nunca lo han vivido o simplemente no tienen hijos, lo cual es más gracioso todavía. Estas mismas personas muchas veces nos tildan de "flojas" o que nos la "llevamos fácil" o que "no hacemos nada". Como si criar hijos y hacernos cargo del hogar fuera poca cosa, no? porque si fuera así entonces todas las niñeras y empleadas del hogar trabajarían gratis, no?. 

Las mamás que estamos en casa full time o medio tiempo lamentablemente no somos consideradas como trabajadoras, a veces por nuestro propio entorno (amigos y familiares) el cual nos juzga por haber dejado estudios o proyectos personales. Como si nos hubiéramos truncado por el hecho de querer estar mas cerca de nuestros hijos.  



Las mamás que nos quedamos en casa no nos rascamos la panza. muy por el contrario estar en casa implica cuidar a nuestros hijos físicamente, es darles de comer, cambiarlos de ropa, bañarlos, hacerlos dormir, cambiar pañales, aguantar berrinches, ir al baño hasta con ellos, etc. Así como también el aspecto emocional: leerles libros, jugar con ellos, disciplinar, enseñar, entretener, educar, entre muchas otras cosas. Todo el día es trabajo, y más trabajo así te mueras de cansancio y sueño.  Y si le sumas a esto que tienes que cocinar, lavar, planchar, etc. mejor dicho ser mamá en casa es convertirse en un pulpo.

Así que no juzgues, no critiques, no minimices a las mamás que se quedan en casa como si fueran vacaciones. Ser mamá en casa no es un trabajo remunerado con dinero pero si con el amor de nuestros hijos que estoy segura nunca cambiaríamos.








Mami Dientes

Instagram