Mommy Burnout



Si eres madre y te sientes cansada, estresada, agotada, no tienes ganas de realizar las tareas de la casa, vives irritada y sientes que la maternidad esta siendo más una carga que una bendición y al mismo tiempo te sientes culpable por  sentirte así, quizás estés padeciendo de un Agotamiento Crónico de la madre o Mommy Burnout. Aunque parezca increíble este padecimiento es muy común en muchas madres, es por eso que hoy les hice un post con algunos síntomas y también como sobrellevarla.

La palabra Burnout en Inglés significa agotamiento, depresión, fatiga, de ahí el nombre: Síndrome de Burnout, que es un trastorno psíquico que está vinculado al trabajo físico, psicológico y emocional excesiva. Es un término muy conocido dentro de los mercados de trabajo, vinculado con el desempeño laboral. Muchos expertos dicen que esto sucede a menudo con los profesionales más dedicados, los más perfeccionistas que hacen horas extras para terminar los proyectos y tienen el trabajo como una prioridad.


Pero como identificamos si estamos pasando por este trastorno o simplemente es algo pasajero. Pues aquí te dejo información que encontré sobre el Síndrome de Burnout, pero  que bien puede ser adaptado a la realidad de una madre.

#1 Necesidad de afirmar o demostrar que siempre es capaz
#2 Dedicación intensa - sentir la necesidad de hacer todo usted misma, a cualquier hora del día.
#3 Descuida las necesidades personales ya sea comer, dormir, salir con los amigos. El portador percibe que tiene un problema pero no enfrenta el problema.
#4 La reinterpretación de los valores, aislamiento, escapar de los conflictos. Lo que antes tenía valor se deprecia: ocio, hogar, amigos, y la única medida de la autoestima es el trabajo (en este caso sería los niños)
#5 La negación de los problemas
#6 Encuentro y la aversión a vivir y relacionarse con otras personas.
#7 Cambios de comportamiento evidentes (dificultad en aceptar ciertos juegos con sensatez y buen humor)
#8 El vacío y la sensación de que todo es complicado, difícil y estresante
#9 Depresión,  marcas de indiferencia, la desesperanza, el agotamiento. La vida pierde sentido.
#10 Y finalmente, el síndrome de agotamiento

Los síntomas de Mommy Burnout puede venir en forma de lágrimas, reacciones tales como dolores de cabeza o de estómago, dificultad para concentrarse e insomnio, entre otros.

Para ayudar a sobrellevar este problema, los expertos recomiendan tres pasos para las mamás: 

#1 Delegar tareas a otros, al padre de familia, abuelos, padrinos y tías. 
#2 Seguir relacionándose con amigos, ir a tomar un café, un bar, en sí, gente ajena al mundo de la maternidad. 
#3 Tomarse un tiempo para ti,  leer un libro, tomar un baño tranquila mientras que otra persona se encarga de los niños, haciendo un curso de idiomas, manualidades, ir al gimnasio, etc.

Si con todo esto no te sientes mejor es mejor acudir a un médico. En algunos casos, el tratamiento se realiza con la psicoterapia a veces con la ayuda de medicamentos.

Creo que muchas de nosotras en algún momento hemos sido una Mommy Burnout pero hemos sabido sobrellevarlo, se que el convertirnos en madre es una gran responsabilidad en la cual a veces buscamos la perfección, porque eso nos venden en las películas cuando la realidad dista mucho de eso. Lo importante es entender que la crianza es compartida y tenemos que derivar funciones, a veces quitamos protagonismo al papá pensando que nosotras lo hacemos mejor y no debe ser así. No por ser la mamá debes convertirte en la heroína del cuento o la que todo lo tiene que hacer bien y eso esta mal porque también tenemos que equivocarnos pero en el camino vamos aprendiendo.  Así que respira que las madres perfectas sólo existen en las películas...

Y tu pasas o pasaste por algo similar?

Mami Dientes

Instagram