Mi vida con un toddler


Mi vida con un toddler es como una especie de montaña rusa, un sube y baja de emociones, una mezcla de azúcar y sal. Es vivir entre llantos, pataletas y berrinches elevados a la potencia de un millón mezclado con momentos de muchas ocurrencias y amor. Se puede decir que es la etapa bipolar de nuestros hijos donde se necesita harta dosis de paciencia y buen humor.

Los toddlers tienen ratos en los que son súper amorosos pero otros en los que comienzan los berrinches muchas veces por cosas pequeñas pero que para ellos son súper importantes. Como cuando no quiere irse a dormir, cuando le sirves en otro plato o vaso de otro color o personaje que el no quería (como si uno fuese adivina), que no se quiere bañar y después que esta adentro de la tina no quiere salir (o sea, es en serio?), cuando se despierta de mal humor, cuando no le compras el juguete que quería, cuando quiere salir vestido como quiere o con un disfraz y no hay quien la haga cambiar de opinión, etc. A veces te preguntas: Dónde quedó ese bebé amoroso y tranquilo que teníamos en casa para convertirse en un mini adolescente rebelde sin causa. 

Pero esta etapa también esta llena de ocurrencias y mucho humor. Como cuando nos acompañan al baño y nos pasan el papel higiénico, cuando nos hacen corretear por todos lados,  cuando todo el día están con su "por que?, por que?" y te quedas sin respuesta o la repites 10  veces, cuando hablan como loritos o dicen sus ocurrencias, cuando nos sentimos orgullosas de cada logro en su desarrollo, cuando a veces nos corrigen como adultos, cuando nos dicen "te amo mami" lo cual que nos olvidemos de todo los berrinches.

Si ponemos en la balanza cuál pesa más creo que en esta etapa quieren probar nuestra santa paciencia y ver hasta dónde llegamos. No es fácil, nadie dijo que sería todo color de rosa pero toda etapa termina, no dura para siempre. Es cierto que dan ganas de tirarlos por la ventana y que debes contar hasta 100000 para no ahorcarlos pero solo nos queda tener mucha paciencia porque es algo normal, en realidad los berrinches son una forma de manifestarse porque recién están aprendiendo a expresar sus sentimientos. La verdad que no pensé que los tres fueran más intensos que los dos años y no me quiero imaginar como será cuando tenga 4 años.


Solo puede decir Que la fuerza nos acompañe! Keep calm y RESPIRA!


Mi toddler viajando vestida de Elsa




Mami Dientes

Instagram