La culpa la tiene la teta...


Nunca te ha pasado que tu hijo está en pleno berrinche y las personas alrededor tuyo te dicen es niño, todos hacen berrinches, ya se calmará. Te comprenden y todo perfecto hasta que de pronto decides sacar tu teta para calmarlo y es ahí donde te dicen: Ah! la culpa la tiene la teta.  Quítale la teta y santo remedio.  Se acabaron tus problemas. Pero en realidad es cierto? 

Con casi  3 años amamantando a mi ratona estoy más que acostumbrada a que le echen la culpa de todo a la teta. Pero lo más gracioso es que hasta que no digo que doy teta todo está perfecto. Me dicen que mi ratona es independiente, bien despierta y todo. Pero cuando menciono que le doy teta  recién se cuelgan de eso para buscar un culpable. 

Pobre teta siempre es cuestionada, llevada a la horca por ser la causante de que tu peque no coma, te haga berrinche, no hable, no duerma de largo, no sea independiente, no deje el pañal o no quiera dejarte ni para ir al baño.

Pobre teta que tiene que aguantar tantas cosas juntas y ser declarada culpable cuando lo único que hace es dar alimento, abrigo y amor.  

Sé que muchas personas piensan que la lactancia materna pasada una determinada edad es pura maña y retrasa el desarrollo del peque. Pero está más que demostrado que está idea es errónea porque cada niño se desarrolla de manera diferente. Pienso que todos los niños hacen berrinche, vamos quien no lo hace? Así tome teta o biberón igual lo harán o no? Es parte de su desarrollo. 

Así que por favor, si tu hijo no quiere comer, no quiere dejarte ir al baño, o no quiere dejar el pañal es normal. Cada niño tiene su ritmo independientemente de si toma teta o biberón. 

Basta ya de buscar culpables 




Mami Dientes

Instagram