NUESTRO AMIGO EL RATONCITO PÉREZ

Ayer recordé cuando tenía 6 años y se me cayó un diente, no recuerdo si fue el primero pero sí recuerdo que mi mamá me dijo que lo dejará debajo de la almohada para que el ratón Peréz lo recoja y me deje propina,  ésto me ayudaba a no tener miedo cuando perdía los demás dientes.

Les cuento que está creencia nos ayuda bastante a los Odontólogos, decirle ésto al niño es un plus para aliviar su angustia pero también hay que explicarle que le crecerá otro más fuerte para morder mejor y significa que está creciendo como un niño sano.

Para el psicoanálisis, los dientes de leche simbolizan el vínculo con el pecho y su pérdida se relaciona con el fin de la primera infancia. La boca es el primer contacto que tiene el niño con el pecho y ese vínculo afectivo que el bebé tiene con la mamá luego se prolonga al entorno con el habla, con el placer por la comida y la molestia por su falta.

Es importante la primera dentición ya que los dientes pueden ser recuperados, la segunda dentición representa lo que en caso de pérdida no se recupera y por lo tanto se transforma en símbolo de lo definitivo. Por eso es importante explicarle al niño que cuando  pierde un diente definitivo, el ratón Pérez no podrá ayudarlo. Lo que hay que hacer es calmarlo, decirle que el odontólogo se lo podrá arreglar, si necesitas saber más, te dejo mi post donde sabrás que hacer en caso de un accidente dental.

Así que no dudemos en nombrar a nuestro amigo el Ratón Peréz para aliviar la angustia de nuestros peques porque perderán dientes, actualmente venden muñecos de ratoncitos donde tienen bolsillos para colocar los dientes y después cambiarlo por dinero o hacer de manera clásica que es colocarlo debajo de la almohada.



Mami Dientes

Instagram